circle

El Real Valladolid asegura que "no se deja tiradas a las niñas, porque pueden seguir jugando al fútbol en otros equipos"

El club dice que sí habrá un infantil femenino, pero no el cadete al que tenían que subir las jugadoras que quedaron campeonas en infantil la pasada temporada

El Real Valladolid asegura que "no se deja tiradas a las niñas, porque pueden seguir jugando al fútbol en otros equipos"
Infantil Femenino del Real Valladolid. Foto: RVCF
Rebeca Pasalodos Pérez
Rebeca Pasalodos Pérez
Lectura estimada: 5 min.
Última actualización: 

"Sí que va a haber un infantil femenino, lo que no va a haber es cadete regional, que es un equipo que no existía y se tenía que crear". Esa es la explicación que ofrece el Real Valladolid sobre la noticia publicada este miércoles por TRIBUNA Valladolid en la que se informaba de que el infantil femenino, que en la temporada 2023/2024 quedó campeón de liga, no tendría equipo para la siguiente campaña.

El club matiza este punto, puesto que, según declaran a este medio, el equipo al que tenían que pasar estas jugadoras, concretamente un cadete, no existía y se tenía que crear. Todo parte de un cambio en la norma federativa. "Hasta el año pasado, las niñas que acababan el infantil podían pasar al equipo regional (sub-19), que para eso se creó, ya que en temporadas anteriores, tenían que saltar de infantil directamente a sénior, donde ya hay mujeres adultas", explica Diego López, coordinador de la cantera.

Este año ha cambiado la normativa y la federación ha creado una liga cadete/juvenil solo femenina (hasta ahora juegan en mixto) para esas niñas entre los 13 y los 15 años, siempre y cuando no hayan jugado previamente en el regional (sub-19). A este respecto el club ha decidido no crear ese nuevo cadete al que tendrían que haber saltado las niñas del infantil femenino. La explicación del Real Valladolid a la decisión de no inscribir este nuevo cadete femenino es que, en primer lugar, "la idea del club es afianzar lo que ya hay".

El director de cantera detalla que el club posee una estructura con benjamín, alevín, infantil, un sub-19 y el Real Valladolid Simancas, la cual se va a dotar de "más recursos". Por ejemplo, se va a poner "prácticamente a su disposición uno de los psicólogos que tenemos en el club"; se va a poner, también, "un espacio para el servicio médico solo para el femenino y se va a hacer un esfuerzo para que tenga un espacio propio", y se va a contratar "incluso una 'fisio' chica, también", explica López.

Por otro lado, sobre la nueva categoría cadete, desde el club aseguran que se desconoce cómo va a ser esa nueva liga y se teme que sea demasiado "floja". "Nosotros no creamos equipos para competir y sacar 200 puntos a los segundos", indica López. "No queríamos competir en una categoría nueva, que la desconocemos, porque no se ha hecho nunca, y no sabemos cómo va a ser. A lo mejor estás haciendo un equipo con todos los recursos y luego compites en una liga que luego ganan todos los días", afirma.

Es por esto que el lunes se reunió a los padres para explicarles la decisión del club. "Se les informó en la reunión que nosotros estábamos a disposición de que si alguien tenía dificultades a la hora de encontrar un equipo, nosotros nos encargábamos. Tenemos una red de clubes conveniados a los que les comunicamos nuestras bajas", cuenta López. Es decir, "se acaba el plazo para inscribir a un equipo, pero las jugadoras se pueden inscribir en otro", remarca

No obstante, López reconoce que quizás "la comunicación del club a los padres no fue la mejor" y es un "debe" por su parte. Y afirma que "esta misma tarde [jueves] recibirán los padres un mensaje recalcando que si no encuentran equipo, que nos llamen".

Las niñas pueden jugar, pero en otro club

Es en este punto en la que más insiste Diego López. "No se deja tirada a ninguna niña, ya que no es un equipo que estuviera en el club, es un equipo de nueva creación y las niñas pueden jugar donde quieran", dice. Además, asegura que no cree que tengan problema en encontrar nuevo club. "Todo lo contrario, porque los equipos al ser de nueva creación estarán buscando niñas". "¿Resulta que siempre ha habido dificultades para tener niñas para un equipo cubierto en todos los equipos?", se pregunta. Si bien, al mismo tiempo reconoce que no sabe cuántos clubes han creado ese nuevo cadete, con lo cual el escenario es incierto.

Asimismo, en opinión de López, no es un riesgo dejar salir del club niñas con proyección puesto que, indica, ahora "irán a otros equipos y si siguen progresando se las puede volver a fichar". "Si quieren volverán y si no quieren no volverán", apunta. "Eso ya dependerá de las niñas. ¿Por qué no van a querer volver? Las niñas verán si quieren elegir otro club, ahí nosotros no podemos hacer nada. Esto no tiene un cariz competitivo de que queremos ganar la liga que pasen todas al sénior y que sean las mejores", explica.

Y enfatiza en este punto: "No entiendo que tengamos la obligación de crear un equipo porque las niñas se van a quedar sin jugar. No se quedan sin jugar, jugarán en otros sitios. A las niñas no se las deja tiradas, se les dice que tienen que jugar en otro sitio. Y él día de mañana, las que tengan buen nivel, decidirán libremente si quieren volver a jugar. Así es el fútbol".

Por último, se pregunta: "¿El objetivo qué es, que las niñas jueguen o que jueguen en el Real Valladolid?".

La política de cantera, a debate

Sobre las circunstancias acaecidas con el infantil femenino, el propio Diego López pone el ejemplo de otras circunstancias que se dan en el masculino y que, tal y como declara, son política del club.

"Hace dos años, desapareció una estructura paralela que teníamos que era el Valladolid Deportivo. Había un montón de niños e hicimos lo mismo. Los niños siguieron jugando en otros equipos y se les brindó la oportunidad de que si algún niño no encontraba equipo, nos podían llamar para ayudarles a buscar. Pero los niños siguieron jugando", cuenta.

También se dan "saltos" en categorías de masculino: "En infantil, hay de primer año y de segundo; en cadete, hay de primer año y de segundo; en juveniles solo juvenil liga nacional y división de honor, sin embargo hay tres años para jugar en juveniles", detalla. "Por una lógica matemática, a los que suben de cadetes, a la mitad del equipo más o menos se les suele dar la baja porque se juntan varias promociones", explica. "¿Por qué no hay tres equipos juveniles? Es una decisión del club. Hay otros clubes que en el División de Honor solo tienen juveniles de último año para ganar la liga. Y nosotros tenemos juveniles de primer año e incluso algún cadete. Es una cuestión de política del club", subraya.

"Es igual que los que están en el Promesas, que ya son profesionales", continúa. "Si no son sub-23, nosotros no los tenemos en el club. Este año Manu Pozo que era el mejor jugador ya no es sub-23, en el primer equipo no va a jugar y se le ha dado la baja. ¿Por qué no se tiene chicos de más de 23 años? Política del club", completa.