circle

La sentencia libra a los hijos de Muñoz de entrar a prisión: condenados los 3 a 15 meses por alzamiento de bienes

Raquel Díaz recurrirá el fallo, que recoge como atenuante la "reparación del daño", y volverá a solicitar 3 años y medio de prisión para los tres por descapitalizarse para no indemnizar a la víctima del expolítico por intentar matarla

La sentencia libra a los hijos de Muñoz de entrar a prisión: condenados los 3 a 15 meses por alzamiento de bienes
Muñoz y sus dos hijos, Ruth y Pedro, condenados por alzamiento de bienes. | ICAL
Susana Martín
Susana Martín
Lectura estimada: 2 min.
Última actualización: 

De momento, el TSJCyL tendrá la penúltima palabra (antes de llegar al Supremo): la próxima semana, el 18 de junio, el Tribunal Superior fallará sobre los recursos de todas las partes y determinará si el delito principal por el que se condene al agresor de Raquel es asesinato u homicidio en grado de tentativa, como pide ella, o "lesiones agravadas, como dictó la Audiencia Provincial de León, en cuya sentencia se recoge literalmente que "intentó matarla pero se arrepintió" porque llamó al 112 (después de tirarla desde la terraza y apalearla salvajemente, dejándola parapléjica y con graves daños neurológicos). 

Raquel no cobrará ni un euro de los 1,5 millones de indemnización que recoge la sentencia condenatoria a Muñoz hasta que no llegue la firmeza de la sentencia.

Por el momento, Pedro Muñoz cumple condena en la cárcel asturiana de Villabona. Una vez sea firme, también  se le sumará la condena por alzamiento de bienes.

Su víctima, Raquel Díaz, continúa viviendo en un geriátrico de algún lugar de Castilla y León y sometida al control del sistema Cometa para víctimas de violencia de género (por alguna razón que cuesta comprender, y aunque su agresor esté en prisión, ella debe seguir portando el dispositivo).

Raquel Díaz, de 48 años, continúa a la espera de conseguir plaza en un centro adecuado a sus circunstancias y edad, como contaba ella misma a Tribuna hace unas semanas. "A veces no puedo dejar de pensar en la muerte, pierdo la fe en la justicia y en los seres humanos", lamentaba en una reciente entrevista.

 

Mas Info.
Más Info.

De momento, el TSJCyL tendrá la penúltima palabra (antes de llegar al Supremo): la próxima semana, el 18 de junio, el Tribunal Superior fallará sobre los recursos de todas las partes y determinará si el delito principal por el que se condene al agresor de Raquel es asesinato u homicidio en grado de tentativa, como pide ella, o "lesiones agravadas, como dictó la Audiencia Provincial de León, en cuya sentencia se recoge literalmente que "intentó matarla pero se arrepintió" porque llamó al 112 (después de tirarla desde la terraza y apalearla salvajemente, dejándola parapléjica y con graves daños neurológicos). 

Raquel no cobrará ni un euro de los 1,5 millones de indemnización que recoge la sentencia condenatoria a Muñoz hasta que no llegue la firmeza de la sentencia.

Por el momento, Pedro Muñoz cumple condena en la cárcel asturiana de Villabona. Una vez sea firme, también  se le sumará la condena por alzamiento de bienes.

Su víctima, Raquel Díaz, continúa viviendo en un geriátrico de algún lugar de Castilla y León y sometida al control del sistema Cometa para víctimas de violencia de género (por alguna razón que cuesta comprender, y aunque su agresor esté en prisión, ella debe seguir portando el dispositivo).

Raquel Díaz, de 48 años, continúa a la espera de conseguir plaza en un centro adecuado a sus circunstancias y edad, como contaba ella misma a Tribuna hace unas semanas. "A veces no puedo dejar de pensar en la muerte, pierdo la fe en la justicia y en los seres humanos", lamentaba en una reciente entrevista.